Obra de Arte y de encaje de oro

Obra de Arte y de encaje de oro

Creado en la nueva Maison des Métiers d’Art en La Chaux-de-Fonds, el reloj Ronde Louis Cartier Filigrana reinventa la técnica ancestral de la filigrana a través de un enfoque figurativo y precioso. Una gestión creativa y patrimonial que demuestra el deseo de Cartier de perennizar los oficios y los savoir-faire olvidados, como la granulación en 2013.

El antiguo arte de la filigrana hizo su aparición en Egipto desde la más remota Antigüedad. Un invento atribuido a los sumerios, tres mil años antes de Cristo, que se desarrolla en la India, Tíbet, Grecia e Irán, y más tarde en Portugal, donde adquiere sus cartas de nobleza.

Tan aérea como el encaje, la filigrana es una técnica de orfebrería que utiliza hilos de oro o de plata fijados por fusión con el fin de obtener una rejilla calada con un motivo específico.

Para Cartier, el reto consistía no solo en adaptar esta técnica a las dimensiones restringidas de la caja de un reloj, sino también en trascender los límites, optando por el preciosismo de los materiales joyeros como el oro, el platino y el diamante.

Con este fin, los artesanos de la Maison des Métiers d’Art han trabajado los micro hilos de oro y de platino martilleados, que requieren un conjunto de herramientas específicas, creadas especialmente en el mismo lugar. Retorcidos, laminados, enrollados, cortados en pequeños anillos, estos hilos de oro han sido ensamblados según la técnica de la filigrana «à jour» que permite fijar los elementos sobre los costados en vez de en el fondo.

Más de un mes de labor fue necesario para la realización de este reloj de encaje, habitado por una pareja de panteras cuyo pelaje con manchas de laca negra es literalmente un tejido de finos elementos de filigrana de oro y platino engastados con diamantes.

Altezas envueltas en brocados, las dos panteras se observan mutuamente con sus ojos de esmeralda tallados a medida. Una intimidad felina y delicada sobre un fondo de cielo estrellado y rodeado por una carrura con pavé de diamantes que se deja invadir parcialmente por el motivo.

Esta obra de arte excepcional conjuga numerosos savoir-faire, del lapidario al orfebre, del joyero al relojero, del grabador al laquista… mil gestos que confieren al animal emblemático de Cartier un preciosismo inusual cuyo equilibrio, elegancia y refinamiento absoluto penden de un hilo.

[box]Reloj Ronde Louis Cartier XL motivo panteras filigrana
Movimiento mecánico de cuerda manual, calibre 430 MC

Caja: de 42 mm de oro amarillo de 18 quilates, engastada con diamantes talla brillante

Corona: perlada decorada con un diamante talla brillante

Manecillas: de oro amarillo de 18 quilates en forma de pomo

Esfera: de oro amarillo de 18 quilates engastada con diamantes talla brillante, filigrana de hilos de oro amarillo de 22 quilates y platino 950, motivo panteras, ojos de esmeraldas.

Correa: de piel de aligátor color azul oscuro

Hebilla desplegable: de oro amarillo de 18 quilates, engastada con diamantes talla brillante

Grosor de la caja: 8,00 mm.

Edición limitada y numerada de 20 piezas[/box]

Fotografía: Nils Herrmann

Leave your comment
Comment
Name
Email